El mejor software para trabajo en oficina

Las oficinas actuales están en constante evolución pues se enfrentan a desafíos nuevos que aparecen cada cierto tiempo. Parte de estos desafíos, tienen que ver con la generación, procesamiento, almacenamiento y difusión de documentos. El elemento clave que ha cambiado las reglas del juego es definitivamente, el almacenamiento en la nube. Esta forma de almacenamiento de datos y documentos, indudablemente ha mejorado el desempeño dentro de la oficina, pero también ha planteado nuevos retos y la necesidad de mantener un software actualizado.

A continuación mencionamos una lista con el mejor software para trabajo en oficina.

Office de Microsoft

Este paquete de aplicaciones, ha sido creado expresamente para ser empleado en las oficinas de empresas, sean estas pequeñas medianas o incluso grandes corporaciones. Un procesador de texto, una hoja de cálculo, una base de datos y un programa para presentaciones, aparentemente cubren el espectro de necesidades de toda empresa.

Lo realmente interesante es que, Microsoft ha lanzado una versión en la línea de estos programas, con la finalidad de facilitar el trabajo en equipo y la generación colaborativa de documentos, algo que es imprescindible en las oficinas modernas, que suelen contar con colaboradores en diversas partes del mundo.

Microsoft office, es un paquete de aplicaciones de pago. Las empresas, deben considerar su adquisición como una inversión que finalmente tendrá un retorno. Sin embargo, posiblemente algunas empresas pequeñas no pueden darse el lujo de pagar el precio de este paquete (o la suscripción mensual que da acceso a los servicios en la nube). Afortunadamente, existen algunas alternativas gratuitas como por ejemplo OpenOffice.

Software de almacenamiento en la nube

El uso de los servicios en la nube o servicios “Cloud”, resulta inevitable e imprescindible en toda oficina moderna. Los servicios en la nube generan una mejor gestión, reducción de costos, trabajo colaborativo eficiente y principalmente, acceso irrestricto desde cualquier parte del mundo y virtualmente desde cualquier dispositivo, por ejemplo tablets y smartphones.

Servicios de almacenamiento en la nube gratuitos los hay muchos. Sin embargo, la mayoría de ellos ofrecen paquetes reducidos, teniéndose que pagar un costo mensual para poder acceder a un almacenamiento mayor y funciones más complejas. Uno de los primeros servicios de almacenamiento en la nube que incursionó en el mundo empresarial y personal fue Dropbox, pero en la actualidad no es el único.

Microsoft, respondió a la creciente demanda de servicios en la nube con su propuesta: Onedrive, y lo mismo hizo Google con su Googledrive. Todos estos servicios deben ser accedidos desde cualquier navegador web, permitiendo subir y descargar contenido, sin embargo también cuentan con sendas aplicaciones para facilitar el trabajo. Estas aplicaciones están disponibles para diversos sistemas operativos, incluyendo los de smartphones y tablets.